sábado, 25 de septiembre de 2010

PICHIGLAS

Diseñador arriesgado, apasionado e inquieto, el vallisoletano Alfonso De la Fuente y su alter ego Pichiglás, con 10 prolíferos años de continua creatividad. Un verdadero autodidacta afincado en Barcelona desde 1997 con una mente desbordante de imaginación y con ganas de aportar un halo de aire fresco al panorama de la decoración.
Tras descubrir el reciclaje de plástico. Pichiglás, se sirve de botellas de consumo masivo encontradas en la calle para crear sus inconfundibles lámparas. El diseño de la lámpara Mimosín, le valió el primer premio de Expohogar 97. En ese momento, Pichiglás empieza a caminar a pasos agigantados, trazando una fulgurante trayectoria con el nacimiento de su empres Pichiglás basada en trabajo constante, humor, ironía y color.
Este es el punto de inflexión de la meteórica carrera de Alfonso De la Fuente. Gracias a su inconfundible sello personal y sirviéndose de todo tipo de objetos de plástico, botellas, tapones, vasos, embudos, coladores, etc… comprados en tiendas de Todo a 100, logra dar una nueva identidad a estos objetos de la vida cotidiana que, debido a ese “usar y tirar” constante de nuestra sociedad  de consumo, pasan a ser basura. Con su capacidad y gracias a su talento, texturas, materiales y objetos, adquieren nuevos usos, nueva interpretaciones e incluso una nueva personalidad que va más allá de lo meramente funcional. Se convierten en parte esencial, de una composición efímera, ingeniosa y divertida.
La elección de la materia prima para sus creaciones, no es arbitraria, puesto que el plástico resulta ser un material colorista, económico, funcional, con un buen acabado y con cierto aire futurista. Su pasión por éste, viene desde que tiene uso de razón. Este “enfant terrible” recuerda, morder los bolígrafos, los coches de juguete y el olor de envases de plástico. Desde entonces, establece una admiración que incrementa cuando Alfonso entró a formar parte del departamento de decoración de unos supermercados. Al acudir al trabajo sentía la necesidad de pasar por el pasillo de los suavizantes, un paraíso donde olores, colores y formas se funden y erizan los pelos del diseñador.
Su nombre artístico, Pichiglás, proviene, como no, del plástico, un pequeño guiño a su abuela cuando ella, erróneamente, llamaba al plexiglás, plástico malo transparente con lo que se envolvía la comida, pichiglás. Una expresión ocurrente y con altas dosis de ironía que conjuga a la perfección con su estilo, personalidad y vertiente comercial.
Tras alcanzar el éxito con sus objetos decorativos y una línea de complementos, Pichiglás expande su actividad creativa hacia el interiorismo de restaurantes, peluquerías, tiendas de moda y discotecas, donde verdaderamente ha asentado su carrera y ha logrado forjarse un nombre.
En un periodo en el cual triunfa el minimalismo absoluto. Pichiglás revoluciona la decoración de espacios con un denominador común, explosión de color. Muestra de ellos son las decoraciones de stands y tiendas para firmas de la talla de Agatha Ruiz de la Prada, Sergio Tacchini, Tous, Levis, Nike, TCN, Goorin Bross, Nudie jeans; peluquerías como Polopelo y Adhuo, los restaurantes Spora, Melitón y Gaya y la organización de BREADANDBUTTER; proyectos más integrales que lo consagran en el mundo de la decoración.
Pero la cosa no queda ahí, seguramente has bailado en algunos clubs que ha decorado alrededor de toda España. Discotecas tan conocidas y concurridas como Fonfone, Walden, La Terraza y Discoteque de Barcelona, Mocco en Valladolid, Afrodisia en Granada y Smoth en Granollers; creando espacios con el binomio diseño geométrico y atmósfera ecléctica.
Pichiglás juega con los volúmenes y los colores de los espacios, construyendo conceptos basados en una exquisita sencillez y aportándoles grandes dosis de libertad irónica para conseguir un resultado de una fuerza expresiva inaudita sin miedo a alejarse de convencionalismos.
 
Alguien dijo que la magia de un genio consistía en saber reinventarse a sí mismo y de esta manera, este genio de la creación ha sabido potenciar su esencia, con su agudeza creativa, capacidad de inspiración y absoluta pasión, Pichiglás deja aflorar su intrínseca sensibilidad por el diseño, hecho que le ha llevado a hacerse un hueco en el panorama artístico nacional e internacional.
www.pichiglas.net

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...