sábado, 13 de marzo de 2010

Wingårdh Villa Astrid - Hovås, Gotenburgo

Dos alas metálicas que encierran un patio triangular contra una pared de rocas, ventanas gigantescas, revestimiento único en cubiertas y muros, dormitorios en el sótano. Wingårdh apuesta por la disonancia.
El sitio está entre dos casas preexistentes y consiste principalmente en rocas rugosas y difícilmente transitables. La altura máxima, de 3.5 metros hasta el alero, y una pendiente de 14 a 27 grados en la cubierta dificultaban la realización de las dos plantas deseadas por el cliente. La respuesta fue enterrar la que en los bocetos era la planta superior, y crear un patio a ese nivel.
Lo que parece ser un edificio bajo deriva súbitamente en uno de tres pisos de altura. El patio interior pudo ser un espejo de agua para crear la ilusión de un edificio de seis plantas, sin embargo prevalecieron cuestiones prácticas, y el patio acabó siendo un espacio exterior cálido y protegido.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...